miércoles, 7 de diciembre de 2016

UN DÍA NEGRÓN


Negrón especulado.

El pasado 6 de diciembre fue un día especial en cuanto a la observación  de aves raras. A mediodía, Toni Zaragozí anuncia que, en compañía de José, ha visto un Negrón especulado (Melanitta fusca) en la EDAR de La Vila Joiosa.

En un “pensat i fet”, Miguel Ángel Andrés y yo organizamos una salida exprés en cuanto acabamos de comer, esperándonos Toni en La Vila para acompañarnos.

A la vez, Jana Marco y Óscar Aldeguer observan otro especulado en La Marina. La gran sorpresa llega al comprobar las fotografías: no hay duda, es un Negrón aliblanco siberiano (Melanitta stejnegeri) que es un ave originaria de Siberia, Mar de Japón y de China y Pacífico Norte, convirtiéndose esta cita en la segunda para España. El día 7 el ave permanecía en el mismo lugar.


Negrón aliblanco siberiano.

En esas, nosotros llegábamos a la EDAR, un lugar insólito para el especulado. El animal se muestra receloso (puede que algo le huela mal en la EDAR 😊) y mantiene la distancia con nosotros. Lo observamos tranquilo, nadando y arreglándose el plumaje. Es una hembra, quizás joven.

Negrón especulado.

Esta ave es un “pato” marino que anida en las zonas costeras de Noruega, Finlandia y norte de Rusia, frecuentando áreas inundadas con cierta cobertura de vegetación. Llegado el invierno emigra hacia las costas de esa región y más al sur, calculándose que unas pocas decenas de estas aves alcanzan las costas españolas, apareciendo casi todas ellas en el Cantábrico, aunque algunos ejemplares llegan a las costas mediterráneas, siempre en número muy escaso.




En muchas ocasiones aparecen en grupos de Negrón común (Melanitta nigra), especie con una invernada más numerosa (pero también muy reducida) pero las citas alicantinas siempre han sido en el mar.

EDAR de La Vila Joiosa. En el círculo aparece el Negrón especulado.

La tarde se acaba y aprovechamos para pegar un vistazo en la desembocadura del Amadorio. Las condiciones marinas no son buenas y vemos varios alcatraces atlánticos, charranes patinegros, gaviotas reidoras y algún cormorán.




viernes, 2 de diciembre de 2016

TORMENTA


Sigue la inestabilidad atmosférica y el domingo 27 nos deja una tarde de tormenta con una luz cambiante y un cielo muy interesante para fotografiar.



En esta ocasión las fotos están hechas en la Playa de San Juan y el Cabo de las Huertas. Algunas de ellas llevan un filtro de densidad neutra ND400. Aquí las tenéis.






Las nubes van moviéndose de forma muy rápida y agolpándose. La lluvia llega más tarde pero de forma débil (según Aemet  ese día se recogieron 7,4 l en el observatorio de Alicante y 14,0 l en el aeropuerto) y entrada la noche se desata una tormenta eléctrica con su núcleo de principal intensidad en la Marina Baixa. De todas formas, aún consigo pillar algún rayo.







miércoles, 30 de noviembre de 2016

EN LA ORILLA


La tarde del pasado sábado día 26 no acaba de mostrar un cielo atractivo para hacer algunas fotos pero, como si te quedas en casa entones seguro que no haces ninguna, aprovecho que tengo que ir por allí y salgo a dar una vuelta por la playa de San Juan.


Esta vez no está en el cielo lo que me llama la atención. Apenas llegar a la orilla veo un bulto oscuro que, cuando me acerco, resulta ser una garza real muerta. Está muy delgada (tiene la quilla muy marcada, incluso demasiado para un ave empapada) y me da la impresión de que haya podido morir mientras estaba en migración.




Me viene a la mente de forma instantánea las imágenes de esas personas que cruzan ese mismo mar para buscar dónde poder vivir, porque lo verdaderamente peligroso para ellos es quedarse en esa otra orilla, donde la persecución, el hambre y la guerra son un riesgo demasiado grande. Si no has visto “Astral” estoy seguro que deberías hacerlo, muestra la cruda realidad huyendo del sensacionalismo. Y si colaboras con alguna ONG de las que trabajan allí, sería estupendo, como, por ejemplo, con Médicos Sin Fronteras.


Volviendo a esta playa, elijo tres puntos al azar de su orilla, con el criterio de contar 11, 22 y 33 pasos entre cada uno (podía haber sido cualquier otro) y fotografió lo que hay en la arena. Podéis verlo en las fotos siguientes:



¿Qué veis en la arena? Pues sí: plásticos. Y esos plásticos se van degradando y reduciendo a partículas muy pequeñas que entran en la cadena trófica de la fauna marina. Aves, peces, reptiles, mamíferos… todos ellos están mostrando la ingestión de plásticos de diversos tamaños.