viernes, 12 de octubre de 2012

PASEO POR EL YACIMIENTO DE LUCENTUM


Sobre el Tossal de Manises se levantaba la ciudad romana de Lucentum, erigida sobre una anterior población íbera. Esta es la primitiva Alicante y se encuentra a poco más de tres kilómetros de la actual.


Recreación de Lucentum que se puede contemplar en el acceso al yacimiento. Se puede observar la gola que entraba Barranco de Maldo (o del Juncaret) hacia arriba, bajo el Tossal de les Basses.

Declarada como Monumento Histórico-Artístico en 1961, ocupa toda la parte intramuros de Lucentum (unos 30.000 m2). La Diputación de Alicante realizó una adaptación para las visitas a este yacimiento, permitiendo que sea fácilmente accesible, incluso por personas con movilidad reducida. 

Hemos aprovechado la mañana de hoy para dar un agradable paseo por este lugar y aquí os dejo algunas fotos.



Mosaico de opus signinum. Realizado con teselas incrustadas en un mortero al que se había añadido restos pulverizados de cerámica, lo que le daba ese color rojizo y también impermeabilización. Siglos II a. C. al I a. C


Reloj de sol. Elemento de construcción reciente, quiere simbolizar la relatividad del tiempo.

La Torre II, detrás de la cual aparece otra “torre” más moderna, de las muchas que rodean este yacimiento.

Termas de la Muralla. Estas construcciones estaban destinadas al baño, empleando un complejo sistema de calefacción mediante agua caliente, producida en hornos anexos (praefurniun) y distribuida por debajo del suelo a una sala (caldarium) en la que solía haber una bañera de agua caliente (alveus). Siglo I d.C. Al fondo se ve la Torre II y a la derecha la Torre III o Torre del Toro por una pequeña figura de este animal labrada en un sillar, así como buena parte de la muralla.

Horno de las Termas de la Muralla. Como otros elementos, dispone de un panel informativo muy bien elaborado.

Termas de Popilio. Una inscripción en el piso de la sala reza: M POPILIVS ONIX[S] D. S., “Marco Popilio Onyxs lo hizo de su dinero”. Se puede observar el suelo de ladrillos en espiga y, al fondo, la bañera.

Un día, a mediados del siglo I d.C., una repentina lluvia sorprendió a los habitantes de Lucentum. Uno de ellos, seguido de, al menos, un perro y una cabra, entraron a la carrera a la población para protegerse, dejando sus huellas marcadas en el barro que aún hoy podemos reconocer.

De una escultura, sólo se ha localizado esta mano que empuña un mango de espada. Probablemente, la escultura tendría 2,20 m de altura y sería del siglo I d.C.


El foro era un espacio de encuentro. En el confluyen los más importantes edificios civiles y religiosos. Algunos de ellos, como el templo, aún no han sido exhumados.

Necrópolis musulmana (maqbara). Siglos después de la presencia romana, una colonia musulmana se estableció en las proximidades del Tossal y utilizó este sector como cementerio islámico. Hay más de cien tumbas y todos los restos estaban yaciendo sobre el costado derecho y mirando hacia al Sudeste, es decir, hacia La Meca, de acuerdo a sus preceptos religiosos. Siglos VIII al XI d.C.


Ciudad prerromana (íbera). Estas construcciones están adosadas a la muralla y podemos observar un aljibe con un pozo de decantación previo (a fin de purificar el agua) así como una gran piedra circular sobre la que se hacía fuego. Siglo III a.C.

Panel en el que se muestra el paisaje de hace dos mil años sobre el el actual.

Se puede visitar en horario de mañana y tarde pero recomiendo comprobar antes los horarios en www.marqalicante.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada